Momentos vergonzosos. [Serie de Drabbles]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Momentos vergonzosos. [Serie de Drabbles]

Mensaje  Aneiina el Mar Abr 03, 2012 8:19 am

Momentos vergonzosos: Kagome.

Se acercó al televisor y le subió volumen a la música que estaba escuchando. Sus caderas se movieron al compás de la melodía, mientras sus brazos le seguían el ritmo moviéndose locamente. Era divertido sentirse tan liberal, tan llena de vida... Casi podía sentirse como una adolescente normal.

Poco a poco las cosas fueron subiendo de tono: Bailaba con más libertad y con una alocada sensualidad, moviendo sus caderas y su cintura.

Rápidamente la música fue subiendo el ritmo y Kagome con ella, danzando más rápido aún, acelerada. Se sentía genial estar así... Sin embargo, la voz de cierto ambarín cortó bruscamente su baile:

-Ka-Kagome... -Inuyasha se encontraba sentado en la ventana, mirándola como si fuera un bicho raro.

La chica volteó a mirarlo sorprendida, mientras sentía sus mejillas arder de la verguenza; después de todo, el hecho de que el chico que te gusta te encuentre bailando dentro de tu habitación en pijama, una canción súper prendida de Daddy Yankee no es la situación más cómoda del mundo, ¿oh sí?

-Etto... ¿Qué haces aquí? -preguntó con el rostro tan rojo como un tomate.
-Yo sólo venía a recordarte que hoy debías volver -contestó el hanyou sin mirarla a los ojos, con la cara tan sonrojada como la de ella. ¿Acaso había visto bien? ¿Kagome estaba... bailando y saltando como loca esa ruidosa música llamada reggeton? ¡Debía ser un sueño!

Sin poder evitarlo, una gran carcajada se escapó de su boca: Ahora que lo pensaba, la situación era muy... Graciosa, a su parecer. Sin embargo, sus ideas y burlas no concordaban con las de la pelinegra, cuyo rostro ya no estaba rojo de la verguenza solamente, sino de esa ira repentina que sólo a ella le da también.

-¡Inuyasha...! ¡ABAJO! -chilló histérica, haciendo que el mitad demonio se estrellara contra el suelo, arruinando su extraño buen humor.

-Maldita -murmuró en el piso, mas la sacerdotisa no lo escuchó: Seguía mirando el suelo apenada... ¡Inuyasha la había visto bailar!

Eso sí que era una verguenza.

Suspiró con los ojos entrecerrados. Ella también era una adolescente y el que a sus hormonas alborotadas le gustara esa música era algo normal. No tenía por qué avergonzarse...

Y sin embargo, la pena de ese baile no se le pasaba... Además, algo le decía que no se le pasaría tampoco, y que Inuyasha no se quedaría callado. Quizás con mil abajos muriera y no revelara nada...

Bah, ya pensaría cómo mantenerlo calladito.

_________________
avatar
Aneiina
Moderador
Moderador

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 30/03/2012
Edad : 19
Localización : El País de las Maravillas.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.